El concepto de fotografía bizarra es evidente en el trabajo del artista Cristian Girotto, un italiano que ha logrado recrear mundos espeluznantes en realidades inimaginables.

Entre los mejores artistas digitales del mundo

Cristian ha sido nominado dos veces como uno de los 200 mejores artistas digitales del mundo por el Lürzer’s Archive.

Comenzó como diseñador gráfico especializado en retoques fotográficos en Photoshop, pero con ganas de llegar más allá en su trabajo, decide aprender software 3D logrando como resultado un trabajo de fotografía bizarra que nos encanta.

Sus retoques nos hacen ver otras realidades que llegan a ser espeluznantes

Su proyecto personal más exitoso se llama ‘L’enfant exterieur’ . (El niño exterior), es una interpretación del niño que todos llevamos dentro, pero se pregunta qué pasaría si saliera a la superficie.

Con la ayuda del fotógrafo Quentin Curtat, Girotto manipuló una serie de retratos de adultos para que parecieran niños al mismo tiempo, mostrándonos un mundo de hombres en forma de niños, como si el cuerpo pudiera resbalar sobre la fealdad de la vida, mientras se mantiene lo que los hace adultos literalmente.

En esa serie, Girotto puso sus habilidades en la tarea de borrar los pliegues de edad, suavizar sus líneas de estrés y redondear sus bordes, hasta que finalmente su niño interior se hizo visible.

Niño con pecas Cristian Girotto

niño interior Cristian Girotto

retoque fotográfico Cristian Girotto

niña malcriada Cristian Girotto

niña rebelde Cristian Girotto

niña caprichosa Cristian Girotto

niño curioso Cristian Girotto

niña asombrada Cristian Girotto

Realmente este es un gran ejercicio de imaginación y fotomanipulación sobre la posibilidad de sacar a la luz el niño que todos llevamos dentro.

“Con “l’Enfant exterieur” quería imaginar cómo el niño interior que vive dentro de cada uno de nosotros podría manifestarse literalmente en nuestra superficie. Un fotógrafo y yo tomamos fotos de personas y después de una enorme investigación observando a los niños y sus rasgos, transformé a esos adultos en algo nuevo”. Comenta Cristian Girotto en una entrevista

Cristian Girotto no es fotógrafo, prefiere quedarse detrás de la pantalla

Un fotógrafo tiene que ser un animal social para hacer contactos todo el tiempo para seguir creciendo, y eso es algo que realmente no sé cómo hacer, prefiero “ensuciarme” las manos detrás de la pantalla”. Confiesa Cristian Girotto.

El artista no se siente lo suficientemente sociable como para esa labor de fotógrafo, trabaja durante largas horas y luego sale a tomar el aire. En lugar de hacer fotografías, Girotto las retoca. Y es muy buen retocador. Su trabajo ha sido publicado en muchas de las revistas de moda y cultura más importantes de Europa. En Oldskull hablamos de su fotografía de moda, para verlo haz click aquí.

“Decidí convertir mi pasión por Photoshop en mi trabajo principal”. -Cristian Girotto

A medida que aumenta la capacidad de procesamiento de los ordenadores y se amplían las influencias del posprocesamiento digital, es fundamental mantener un umbral mínimo de realidad para hacer un buen trabajo de fotografía bizarra como lo hace este gran artista.

blueberry woman
Algunas frutas y verduras humanas de verdad, gracias a Cristian Girotto

puerro humano

pepino humano

cerdo araña mudbug
En su serie Mudbugs, Cristian Girotto crea imposibles cruces de animales, mezclando especies de diferentes clases biológicas.

bichopopotamo midbug cristian girotto

retoque cristian girotto

Un consejo de Cristian Girotto

“Retocar se trata de paciencia, si no la tienes no es un trabajo para ti, pero si tienes paciencia, ¡el premio gordo! La mirada artística y crítica es siempre fundamental: el retoque no se trata de técnicas y tutoriales. En cierto modo lo es, pero el verdadero problema está en tus ojos”. Aconseja Cristian Girotto.

¿Quieres conocer más fotografía bizarra hecha con geniales retoques? haz click aquí.

 

 

 

 

 

La propiedad intelectual y derechos de las obras/imagenes mostradas en este artículo de oldskull.net, corresponden íntegramente al autor citado en esta misma entrada.

Tags: