Las fotografías de Jim Marshall se han convertido en un diario visual del espíritu rebelde y revolucionario del género Rock & Roll.

A lo largo de su ilustre carrera, el fotógrafo estadounidense Jim Marshall (1936-2010) definió el aspecto del rock and roll. Sus imágenes ayudaron a convertir el género en un movimiento revolucionario que iba en contra del establishment de la época.

«Jim era un hombre muy complicado y cualquiera que lo conociera lo odiaba o lo amaba», dice Amelia Davis, asistente de Marshall durante mucho tiempo. «Tuvo un exterior duro», comenta ella. «Era un bebedor y un drogadicto. Pero cuando observabas esas fotografías veías cierta humanidad dentro de Jim, porque estaba claro que no podría tomar esas fotos si no tuviera nada de eso en él».

Sobre Jim Marshall

Nació en Chicago y de padres inmigrantes que se identificaron como asirios, la familia de Marshall al poco de nacer este se mudó a San Francisco. Al tiempo, su padre se marchó y Marshall empezó a valerse por sí mismo. Fotógrafo autodidacta, Marshall consiguió su primera cámara fotográfica Leica en el 59 con la que marchó hasta North Beach para fotografiar la escena musical del jazz.

«Jim desarrolló su propio estilo. Fue capaz de aprender su equipo y lo conocía tan bien que era una extensión de sí mismo», dice Davis. «Amaba la luz natural. Odiaba la luz artificial. Le gustaba capturar a la gente en su entorno y desprevenidos».

Cuando la escena contracultural de San Francisco en Haight-Asbury despegó a mediados de los 60, Marshall estaba listo para documentar la época de principio a fin. Ya fuera viajando con Joan Báez mientras se unía a las pruebas de la Marcha de Washington, o con los Rolling Stones en su notoria gira de 1972, Marshall tenía la sensación innata de que algo iba a suceder, que tenía que estar allí y que sus fotos famosas llegarían a ser aclamadas.

«No sabía qué, pero tenía su cámara consigo y pudo documentarlo todo», dice Davis. «Un escritor tiene su libreta y su lápiz. Un músico tiene su instrumento. Jim tenía su cámara y ese fue su instrumento y la forma en que fue capaz de comunicar estos sentimientos al mundo».

Junto con Johnny Cash en su épica actuación en la Prisión de San Quintín o con Jimi Hendrix y Janis Joplin, Marshall fue una parte integral de la escena del hippie y rockera. Sus fotografías se han convertido en un diario visual del espíritu rebelde del rock and roll en el avance de los Movimientos de Derechos Civiles y de Liberación de la Mujer.

3, 2, 1, Jim Marshall.

Bob Dylan fotografiado por JIm Marshall
Bob Dylan fotografiado por JIm Marshall
The Charlatans en el verano del amor en 1967
The Charlatans en el verano del amor en 1967
La banda The who en las calles de san francisco
La banda The who en las calles de san francisco
Johnny Cash en la entrada de la prisión de Folsom
Johnny Cash en la entrada de la prisión de Folsom
John Coltrane
John Coltrane
Janis Joplin
Janis Joplin
Keith Richards
Keith Richards de Los Rolling Stones
Jim Morrison
Jim Morrison
Jimi Hendrix y Janis Joplin
Jimi Hendrix y Janis Joplin
Jimi Hendrix
Jimi Hendrix
El propio Jim Marshal
Jim Marshall cargado con sus cámaras fotográficas

La propiedad intelectual y derechos de las obras/imagenes mostradas en este artículo de oldskull.net, corresponden íntegramente al autor citado en esta misma entrada.

Tags: