Aparte del logotipo, la mascota oficial es uno de los elementos que tienen mayor recordación en la mente del consumidor y conexión emocional, no importa que se trate de animales, gente o caracterizaciones animadas, las empresas le apuestan gran parte de su confianza al carisma y poder de atracción de estos personajes

Algunas de las mascotas más representativas en la historia, les dieron a las marcas, el salto a la fama, las han inmortalizado y ayudado a reforzar la fidelidad del producto, entonces… ¿Serán las marcas las que hacen a las mascotas o las mascotas hacen a las marcas? veamos:

Ronald McDonald el payaso de Mc Donalds: Payaso creado por Willard Scott, para Mc Donalds, su salto a la fama fue en 1963, y desde entonces ha recorrido el mundo. Esta creación fue un tanto arriesgada ya que es un insight que a los niños (y a nosotros) les da miedo este tipo de personajes y se creó precisamente para ellos; los niños. Sin embargo, lleva más de 50 años siendo el amigo de las hamburguesas… y de los niños.

Quicky el conejo de Nesquick (Nestlé): Con la llegada de Quicky en 1990, Nesquick se convirtió en el producto de referencia del público infantil. Hoy Quicky es una de las mascotas preferidas por los más pequeños y es reconocida por más del 97% de ellos.
La mascota Quicky fue creada por el dibujante español Ramón Casanyes y, en 1999, se convirtió en imagen de la marca, a nivel mundial.

Coronel Sanders de KFC: El mismo fundador de esta marca, convirtió su cara, en la propia imagen de la marca. El empresario, que montó la cadena de restaurantes cuando tenía 60 años de edad, la vendió pero con la condición de hacer apariciones públicas como embajador de la marca, por un sueldo vitalicio.

Duracell Bunny el conejo de Duracell: El principal símbolo de la marca, nació a raíz de un anuncio para televisión realizado en los 80s, en el que aparecían varios conejos de juguete tocando tambores insistentemente y este conejillo, por usar Duracell, nunca dejaba de funcionar.

Tony el tigre de Frosties: También conocido como Frosties, debutó en 1951 de la mano de Eugene Kolkey, un artista gráfico y director de arte de la agencia Leo Burnett, a lo largo de los años su forma y contextura física han evolucionado, pero su color naranja y sus rayas negras, no. Tampoco sus frases como: “Son gr-r-r-riquísimas” o “Harán un tigre de ti”.

Mario Bross de Nintendo: Nacido bajo el nombre de “Jumpman” cambió su nombre por Mario en 1983, cuando tuvo su propio vídeo juego. Su gran aceptación, hizo que se convirtiese en el verdadero embajador de la marca Nintendo siempre acompañado por su hermano Luigi, ha llegado a ser protagonista de su propia película.

Sonic de Sega: Mascota creada para la empresa de vídeo juegos SEGA en 1991, su habilidad es correr a la velocidad del sonido, su misión desde su creación, fue competir directamente con Mario de Nintendo, ya que las dos empresas luchaban por liderar el mercado de los vídeo juegos en los 90s. Ahora Sonic y Mario son amigos luego de que Nintendo se uniera a la compañía SEGA.

Kool Aid Man del refresco Kool Aid: El Hombre de Kool-Aid ha aparecido en la televisión y en la prensa, como una jarra gigantesca llena de bebida, con una cara sonriente y amante de la diversión,  este hombrecillo responde al llamado de los niños, rompiendo paredes y muebles, mientras grita su eslogan, “¡Oh sí!”, en los 80s este personaje se volvió tan famoso que hasta protagonizo una serie de cómics de Marvel.

Osito de Bimbo: Una mascota que no fue creada por un diseñador ni con una estrategia de marca, fue un acto de amor; esta imagen resultó del dibujo del osito que llegó al señor Jaime Jorba, en una tarjeta de navidad. Fue tal el amor a primera vista, que su mujer, le puso el gorro, el delantal y el pan abajo del brazo y ya sabéis en que resultó.

Bibendum el hombre de Michelin: Por petición de André Michelin, el diseñador Marius Rossillon comenzó a dar vueltas a su cabeza para crear el logo de la empresa, después de varios rechazos (como suele pasar…), consiguieron dar con Bibendum, que sería el hombre Michelin. En  el año 2000 Bibendum, fue nombrado el mejor logo de siglo por un jurado internacional.

Joe Camel el hombre camello de cigarrillos Camel: Nombrado (oficialmente) como Old, fue elegido como mascota porque a principios del Siglo XX, los viajes a lugares lejanos estaban de moda y se acompañaban con un cigarro, un camello simbolizaba un agradable recorrido y un excelente compañero de viaje. Como dato curioso, el diseño de la cajetilla fue utilizado por la banda de rock progresivo Camel en la portada de su segundo álbum Mirage, esta cajetilla también es  mencionada en la obra de Tom Robbins, “una historia de amor que sucede en un paquete de cigarrillos”.

Mickey Mouse de Walt Disney: Esta podría ser considerada de las primeras y más queridas mascotas, su nacimiento se celebra el 18 de noviembre de 1928, día en que este ratoncito apareció en el cortometraje Steam Boat Willie (El Barco de vapor de willie), el primer cortometraje animado con sonido, creado por Walt Disney. Este es el ratón mas famoso del mundo, todos hemos querido ir a verlo en persona en alguno de los parques de atracciones y todos creemos saber dibujarlo.

León de la Metro Goldwyn Mayer: La historia es curiosa, su invención fue fruto de la imaginación de Howard Dietz (ex combatiente de la Primera Guerra Mundial y reportero), que era el director de publicidad de la Goldwyn Pictures, Howard lo diseñó en 1916 inspirado en el logotipo de la Universidad de Columbia titulado Roar, Lion, Roar (“Ruge, León, Ruge”), pero pasarían algunos años para que pudiéramos escuchar su rugido reproducido por un fonógrafo, ya que cuando se realizó fue en la época del cine mudo.

Larry el pájaro de Twitter:  Del pasado pasamos al presente con una de las mascotas más jóvenes y más reconocidas globalmente. Este personaje azul ha destacado muy rápidamente desde 2006 reconocido casi por todos, quizás sin saber su nombre, pero si ligándolo con una de las redes sociales más utilizadas. Se dice que su nombre proviene de la afición del cofundador Biz Stone, hacia el baloncesto, especialmente por el jugador de los Celtics de Boston Larry Bird, se rumorea que la primera imagen de Larry, fue obtenida de un barato banco de imágenes shhhh, no se lo digan a nadie…

Y así como éstas, hay muchos más personajes cada uno con su historia, entonces qué creen ustedes: ¿La marca hace a la mascota, o la mascota hace a la marca? Nosotros creemos que nace de la marca pero que la mascota la humaniza, entonces de cierta manera la mascota si hace a la marca.. qué opinan?