Es un echo que los presidentes estadounidenses y sus campañas han marcado tendencia y han pasado a la historia por su revolucionara forma de hacer las cosas.

Se han convertido en iconos de la cultura pop, han tenido las campañas mediáticas más exitosas de la historia, han sido ejemplo ha seguir y otros a no seguir, han desatado amores y odios, … en fin, han dado de que hablar más allá de sus mandatos, y debido a la reciente campaña de reelección de Trump, queremos dar un repaso a los presidentes más icónicos y sus infidencias que los hicieron ser recordados, no por su política, sino también por lo que generaron en los pilares que nos interesan en este blog: Diseño, Comunicación y Cultura Pop.

Vamos a recordarlos de atrás para adelante:

Su lema “poner a la nación en movimiento otra vez” .

En la década de los 60s encontramos a John F. Kennedy, revolucionó los medios de comunicación. Ganó no solo por su plan de gobierno sino porque junto a su gran equipo de trabajo, revolucionó las campañas electorales con el primer debate transmitido por televisión.

Aparte de su asesinato otro punto álgido en la vida de Kennedy fueron los rumores sobre su supuesta aventura amorosa con Marilyn Monroe y su felicitación de cumpleaños han sido icónicos en la historia.

En la década de los 70s resaltamos a Richard Nixon, presidente de 1969 a 1974 año en que renunció a su mandato tras el escándalo de Watergate.

Su lema: Nixon´s the one (Nixon el único)

Algunas cosas más por las que es recordado fue por el alunizaje de la Misión Apolo 11, icónico momento. Se hizo posible por primera vez, una conexión para comunicarse ente la tierra y la luna.

Años más tarde se convirtió en un icono de la cultura pop y ha inspirado la producción de un sinnúmero de productos que van de la ­literatura, hasta el cine, pasando por la música y la televisión. también ha sido portada del cómics, ha sido presidente de la Tierra desde el año 3000 en la serie animada Futurama y ha aparecido en varios capítulos de Los Simpsons.

En la década de los 80s encontramos a Ronald Regan, presidente de 1981 a 1989, Su lema: The time is now (El tiempo es ahora)

Regan no solo fue presidente, también fue actor y protagonizó varios avisos publicitarios antes de lanzarse como político.

La transición de Reagan de actor a activista conservador, después a gobernador, y al final a presidente, ilustra cómo los medios de comunicación masivos, pueden influenciar las carreras políticas.

En la década de los 90s, encontramos a Bill Clinton, presidente de 1993 a 1997

Su lemas: For People, For a Change  (Para la gente, para un cambio  )

Algo diferente para resaltar, que nos llama la atención, más allá de lo que hizo por el país,  fue que se le vió desde el principio con su saxo en mano, dejó claro que la música iba a jugar un papel integral en su Casa Blanca.

Pero la música no fue lo único que jugo un papel importante sino también… un vestido y no de Clinton, sino de la practicante de Casa Blanca Monica Lewinsky, escándalo amoroso que casi le cuesta el puesto y que ahora es una serie  llamada El Affair Clinton,  que se estrenó en 2018  en el canal A&E.

Por si fuera poco hace poco más de tres años, el Museo Erótico Heritage, de Las Vegas, ofreció un millón de dólares por el vestido de Monica Lewinsky manchado, ¿lo habrá vendido?, habrá que ver.

A pesar del escándalo que protagonizó su administración dejó un superávit de 559.000 millones de dólares.

Ya casi terminando nuestra lista, encontramos en la década del 2000 al presidente más querido y el que tiene como caso de éxito su campaña electoral Barack Obama, quien fue presidente desde 2009 hasta 2017 y ha sido el primer y único presidente afroamericano en ocupar ese cargo, ya con eso pasa a ser un icono en la historia.

Entre sus lemas más populares están: Change We Can Belive In (Podemos creer en el cambio)  o Yes We Can (Si podemos).

 

El «Afiche HOPE de Barack Obama», es una imagen de Obama, diseñada por el artista Shepard Fairey, más conocido en el arte callejero como Obey, que fue ampliamente descrita como icónico y se volvió sinónimo de la campaña presidencial de Barack Obama de 2008.

 

El estilo Obama, se convirtió en un estilo gráfico para diseñar.

Obama tuvo la primera campaña 100% digital donde el big data fue la fuente de información clave en la toma de decisiones, esto nunca había sido utilizado para campañas políticas, Obama pasará a la historia por haber sido el primero que empleó con acierto, las redes sociales a parte de ser el mismo, quien contestaba mensajes a sus seguidores.

Para terminar llegamos a Donald Trump, presidente desde 2016 y actualmente se postula para su reelección a la presidencia 2020.

Su triunfo en 2016 fue algo sorprendente pues después de un presidente afroamericano, se esperaba que siguieran por le mismo camino y votaran por una mujer, Hillary Cinton su contrincante.

Su lema: Make America Great Again (Haz América grande otra vez).

«Haremos a América fuerte de nuevo. Haremos que Estados Unidos se sienta orgulloso de nuevo. Haremos que América vuelva a ser segura. Y haremos que América vuelva a ser grande». Afirmó Trump.

Para su reelección paso de «Haz América grande otra vez» a  “Mantén a América grande”  poco ha cambiado en el discurso de Donald Trump.

Los medios y la cultura popular que lo han aprovechado como figura divertida no dejan de hablar sobre él, pero a muchos les llama la atención sobre lo temerario de no tomárselo en serio.

Infinitas representaciones de él, en series como los Simpsons, en producciones de Funny or die, memes, fotografías con sus muecas y un sin número de imágenes suyas, no paran de ser top en Internet, Trump ha sido el presidente más mediático jamás visto, es un verdadero icono de la cultura popular y de los medios de comunicación, más allá de su cultura del terror y demás prácticas políticas, que han generado debate en el mundo entero.

Con esto terminamos por hoy este artículo, extenso pero divertido y con mucho que pensar sobre el poder de la comunicación y los medios.

La propiedad intelectual y derechos de las obras/imagenes mostradas en este artículo de oldskull.net, corresponden íntegramente al autor citado en esta misma entrada.

Tags: