Somos poco conscientes de la hermosa y compleja forma de cada copo de nieve que cubre montañas, aceras y casas cada invierno, desconocemos u olvidamos que están compuestos de miles de millones de microscópicos cristales.

Bastan tres fotografías tomadas por Nathan Myhrvold, un prominente científico, tecnólogo, inventor, autor y fotógrafo de alimentos, para recordar y admirar su complejidad y hermosura, son un impresionante recordatorio de la perfección de la naturaleza.

Para poder obtener estas imágenes tan nítidas y complejas por su diminuta y detallado tamaño, el fotógrafo Nathan Myhrvold viajó al noroeste de Canadá, en donde las temperaturas caen a -20 °F.

formas nieve myhrvold

copo de nieve por microscopico myhrvold copos de nieve

“El agua, una cosa increíblemente familiar para todos nosotros, es bastante desconocida cuando la ves en esta vista diferente. La intrincada belleza de los copos de nieve se deriva de su estructura cristalina, que es un reflejo directo de los aspectos microscópicos de la molécula de agua”. Dice Nathan maravillado.

detalle de un copo de nieve visto por un microscopio

Utilizando luces LED de corto pulso y alta velocidad para reducir el calor de la máquina y con una mínima velocidad de obturación de aprox. 500 microsegundos, Myhrvold (web) asegura que es la cámara de copos de nieve de más alta resolución que existe.

La propiedad intelectual y derechos de las obras/imagenes mostradas en este artículo de oldskull.net, corresponden íntegramente al autor citado en esta misma entrada.

Tags: