Mario Eskenazi es un diseñador de Buenos Aires nacido en 1945 que estudió arquitectura en la Universidad de Córdoba, Argentina. Tras acabar la carrera abandona el país y se instala en Barcelona, donde desarrolla una intensa actividad en el mundo del diseño gráfico. Trabaja en agencias de publicidad y desarrolla la imagen corporativa de Banca Catalana, lo que le da cierta popularidad. Con algunos clientes fijos, decide montar su propio estudio, en 1979. Ha desarrollado gráfica corporativa para entidades como el Banco de Sabadell y diseño editorial para Paidós. La fuerza comunicativa de sus proyectos le valió el Premio Nacional de Diseño en el año 2000.