Brian Ewing es un artista estadounidense que tras dejar la estresante industria del porno trabajando para la revista Hustler, decidió dedicarse de pleno a la ilustración, más concretamente centrado en la industria musical. Con un estilo muy peculiar, se ha convertido en un artista muy codiciado por discográficas y agencias.

Muy influenciado por el art nouveau, Ewing fusiona sus propias exploraciones creativas desde la perspectiva, el color y el espacio con imágenes clásicas. Con una lista de clientes que van desde grupos musicales de la talla de Metallica o el festival Warped Tour, hasta The Strokes, Death Cab For Cutie, e incluso publicaciones como The New Yorker y un gran número de agencias de publicidad.

                     

La propiedad intelectual y derechos de las obras/imagenes mostradas en este artículo de oldskull.net, corresponden íntegramente al autor citado en esta misma entrada.

Tags: