El Eco-surrealismo de Josh Keyes

Ilustración

El artista estadounidense Josh Keyes centra su obra en escenas que observan el mundo al borde de la destrucción. Sus pinturas a menudo se centran en osos polares y tiburones, una especie que al ritmo que vamos perderá su casa. Animales colocados en escenarios que sugieren una existencia post-humana, como un par de caballos que luchan frente a un barco varado o un oso pardo solitario mirando por encima de una metrópoli aparentemente vacía.

Pinturas hiperrealistas y a su vez manifestando un eco-surrealismo que incorporan graffitis en lugares poco probables. Una clara alusión al ego de los seres humanos por dejar su marca.

Un trabajo que recuerda mucho al de Kevin Peterson.


Todos los derechos de las imágenes mostradas en este artículo corresponden al autor de la obra