Escenas surreales se disfrazan de cotidianidad en el cortometraje titulado “Anywhere Can Happen”  (“Cualquier lugar puede ocurrir”), dirigido por el director argentino Fernando Livschitz.

Es un cortometraje tan surreal como real, que presenta actividades y escenas cotidianas con un enfoque algo inquietante, trasladando hábilmente elementos de fantasía en telones de fondo contemporáneos.

livschitz montaña rusa

Livschitz  se caracteriza por su humor y su gusto por lo absurdo, se puede notar en el título, en la ambientación y en la canción  “What a Wonderful World” que acompaña las imágenes.

El trabajo de Fernando se ha hecho viral rápidamente y sus videos  han sido visto por más de 50 millones de personas y ha sido ganador del Young Directors Award en Cannes Lions de 2012.

livschitz montaña roundpoint

“Trato de poner una sonrisa en la cara de las personas, creo que siempre es posible mostrar el mundo y las ideas de una manera alternativa, con magia y sorpresa, como director me gusta expresar mi punto de vista a través del pensamiento creativo” Resalta el artista sobre su trabajo.

Podéis conocer más de su trabajo en la (web) , (Vimeo) y seguirlo en (Instagram).

 

La propiedad intelectual y derechos de las obras/imagenes mostradas en este artículo de oldskull.net, corresponden íntegramente al autor citado en esta misma entrada.

Tags: