Philip Karlberg, nació en 1973,y sus fotografías de interior son realmente impresionantes, caracterizadas por una gran calidad y perfección logrando transformar una naturaleza muerta en un misterio lleno de pistas visuales, que hacen que el espectador se detenga a ver y a descubrir la historia oculta en cada fotografía.