Mariko Sakaguchi muestra este fantástico set titulado cien vistas de un baño. Mariko se autorretrata y se coloca con su bañera de hidromasaje en los lugares más extraños, ya sea en una habitación de hospital, un restaurante, en una sala de conferencias o la sala de estar, no hay lugar sagrado para ella. La serie se ocupa de las relaciones espaciales y las normas sociales en torno a las bañeras calientes.

Mariko Sakaguchi es conocido por sus proyectos no convencionales. Actualmente su trabajo se muestra en tres exposiciones entre Japón y Corea.

La propiedad intelectual y derechos de las obras/imagenes mostradas en este artículo de oldskull.net, corresponden íntegramente al autor citado en esta misma entrada.

Tags: