Bueno… no sabría por donde empezar a describir a esta enorme persona. Tengo el placer de ser un buen amigo de María y solo tengo buenas palabras para ella. Es curiosa su historia ya que tal y como ella me contó, llegó a la fotografía de forma casual, mientras buscaba trabajo de su especialidad (Química) vió que hacer fotos le relajaba y que podía comunicarse bien a través de las fotos, de hecho, hay cosas que se transmiten mucho mejor con imágenes que con palabras, por eso decidió comprarse su primera réflex.

Comenzó a presentarse a concursos locales y para sorpresa de todos….. lo que en principio podía parecer suerte… no fué así ya que ganó varios concursos. Hasta tal punto que un año consiguió hacer el cartel de Semana Santa de su pueblo (Chiclana), que era su máxima aspiración dentro del mundo de la fotografía… entonces fué cuando pensó: “María, te has equivocado lo tuyo no es la química, es la fotografía” así que decidió intentar ganarse la vida con la fotografía, y de momento no le va nada mal.

Aunque al principio hacía principalmente fotografía de paisajes, ahora se dedico a la fotografía social aunque a ella le gusta más decir que se dedico a fotografiar sentimientos y a contar historias. Sus objetivos con lo fotografía, según me cuenta es que “si alguna vez al ver una foto hecha por mi te provoca algún tipo de emoción, la que sea y por pequeña que sea estaré logrando un poco de lo que me propongo“.

Su web María Benitez