La música dub ha tenido un importante impacto en muchas comunidades y culturas alrededor del mundo en los últimos 50 años, no ha pasado desapercibida debido a su fuerte ritmo de tambor, su bajo y el interesante espaciamiento de las ondas de sonido y el eco, lo que lo ha convertido en un estilo inconfundible.

Gracias a la generación Windrush el dub floreció en Inglaterra. fue llamada así a la generación que llegó de países del Caribe como Barbados y Jamaica, a ser mano de obra para reconstruir Inglaterra después de la segunda guerra mundial. Fue en Londres donde se establecieron y produjeron los sellos discográficos de dub, antes de ser exportados al resto del mundo.

BUB LONDON DANCE WITH DUB DUB LONDRES Notting Hill Carnival - Soundsystem - 1979

El dub ha influenciado a muchísimos ritmos como el hip-hop, el punk y el post-punk, con bandas como The Clash y The Slits incluyendo sonidos del dub en su trabajo.

El dub tradicional aún vive a través de los pioneros originales del género, como Lee Scratch Perry y Mad Professor quienes siguen produciendo nuevo material.

Carnival Sound System Notting Hill Carnival, All Saints Road, 21 August 1994. Notting Hill Carnival, All Saints Road, 21 August 1994. DUB ROOTS DUB LONDON

En el Museo de Londres se puede ver la exposición dedicada a este genero musical, llamada “Dub London: Bassline of a City” y rinde homenaje al legado que ha dejado este ritmo cultural “Pasando tiempo con el movimiento rastafari, aprendí muy rápidamente que el dub era mucho más espiritual”, “El bajo es muy, muy profundo. Varias veces la gente me lo ha descrito como algo que atraviesa tu cuerpo… y como se siente como una curación. dice Terry Dhaliwal Davies, el curador de la exposición.

Descubre contenido exclusivo visitando la (web) de la exposición.

  • Crédito de las fotografías: Peter Marshall/Museum of London, Sydney Orleans Harding/Museum of London, Adrian Boot / Urbanimage

La propiedad intelectual y derechos de las obras/imagenes mostradas en este artículo de oldskull.net, corresponden íntegramente al autor citado en esta misma entrada.

Tags: