El artista italiano Stefano Colferai comenzó una carrera en el fútbol antes de decidir colgar las botas y empezar a expresar su creatividad con las manos. Descubrió la escultura durante la visita a la exposición de Disney Pixar hace unos años en Milán. Había una escultura de resina de Sulley de Monster & Co que inmediatamente sopló la mente de Stefano. Un tipo al que le fascinan los detalles hechos a mano y la «imperfección perfecta», rápidamente dio el paso a crear con plastilina todo aquello que le gustaba e inspirado por todo lo quisiera tener pero no se puede tener.

Encuentra más sobre el trabajo de Stefano en su colorida web e Instagram.

La propiedad intelectual y derechos de las obras/imagenes mostradas en este artículo de oldskull.net, corresponden íntegramente al autor citado en esta misma entrada.

Tags: