Consejos básicos para convertirte en un mejor fotógrafo

Recursos gráficos

tomando-fotos

Las nuevas tecnologías han permitido que el mundo de la fotografía esté prácticamente al alcance de todos. Las cámaras digitales, de alta calidad y de precios asequibles, hacen posible que cualquier aficionado a las fotos pueda averiguar hasta dónde puede llegar capturando imágenes. Pero estas cámaras no son la panacea. Un fotógrafo tiene que conocer ciertos trucos para saber adaptarse a la realidad que quiere capturar.

Un buen consejo es estar atentos siempre al tipo de luz que nos rodea para hacer la foto. Hay que intentar aprovechar la luz natural, pero en el caso de que haya mucho brillo o de que estemos en interior, podemos recurrir al flash para evitar sombras desagradables y conseguir una exposición uniforme. Generalmente, las mejores luces se consiguen al amanecer y al atardecer.

fotografo-atardecer

Precisamente el tipo de exposición y el color de la imagen son otras de las cosas a tener en cuenta. Para un fotógrafo es básico saber que en función del ISO utilizado, el resultado cambiará mucho. Depende de si lo que buscamos es una imagen que dé sensación de movimiento, que parezca congelada o que tenga más o menos luz. Para controlar todo esto, lo más importante es leer el manual y practicar. Términos como el diafragma o la velocidad de obturación no se nos pueden escapar…

También es muy útil aprender de otros fotógrafos. Con las redes sociales es fácil seguir los perfiles de otros amantes al mundo de la fotografía o también podemos ver sus trabajos o leer libros que hayan publicado. Observando el trabajo de fotógrafos profesionales, no solo se consigue inspiración, sino que también se pueden sacar ideas para mejorar nuestras fotos.

Los complementos de la cámara también son muy importantes. Comprar un buen trípode y acostumbrarse a utilizarlo puede sernos de una gran utilidad para ciertas fotos. Y lo mismo ocurre con los objetivos. Lo ideal es tener una cámara y varios objetivos, dos como mínimo, para jugar con la distancia focal. Puede que cueste más trabajo tener que ir cambiando de objetivo pero el resultado vale la pena.

modelos-camaras

La paciencia y la perseverancia, quizás, son las principales virtudes que tiene que tener un buen fotógrafo. Hay que disparar muchas veces, en ocasiones durante horas, y desde muchos puntos de vista diferentes para conseguir la foto que buscamos. Si queremos fotografiar un paisaje, por ejemplo, que suele parecer fácil, tenemos que estar preparados para lo que nos espera… Conviene madrugar, porque las luces son preciosas. También es recomendable subir lo más alto posible para hacer la foto, para tener más puntos de vista y más profundidad de campo. Obviamente, necesitaremos trípode, baterías cargadas y varios objetivos. El siguiente paso es practicar, combinar técnica y naturaleza y disfrutar. Podemos utilizar filtros diferentes para avivar ciertos colores, jugar con la velocidad de obturación para resaltar la niebla o el mar… Todo lo que se nos ocurra para capturar el momento y lo que nos evoca.

Es recomendable no borrar ninguna imagen y descargarlas en el ordenador. El siguiente paso es editarlas e imprimirlas. Los buenos fotógrafos saben sacar el máximo al proceso de impresión llevando a cabo una corrección de colores con la que consiguen que los colores capturados por la cámara y los plasmados sobre el papel se asemejen lo máximo posible. El catálogo de impresoras y multifunciones es muy amplio y puede resultar algo confuso en cuanto a especificaciones. Es por eso que te recomendamos que te pases por alguna tienda online especializada como la de Staples y eches un ojo a las diferentes opciones que se pueden adquirir. Recuerda que no se necesita de los sistemas más potentes para obtener buenos resultados, sobre todo cuando se está empezando.

impresion-fotos

Todos estos consejos pueden ser muy básicos para un experto en la fotografía pero muy útiles para los que están empezando. Lo imprescindible, sin duda, es practicar. Las reglas están para romperlas, así que si te gusta la fotografía, experimenta con tu cámara, aprende de tus errores, crea tus propias normas y ¡dispara!.


Todos los derechos de las imágenes mostradas en este artículo corresponden al autor de la obra