Este  ingenioso vídeo analiza la música utilizada por la banda inglesa The Prodigy en su canción “Smack My Bitch Up“, donde veréis como se despedaza cada uno de los samples utilizados en el tema que lanzó el grupo británico en 1997.

El vídeo es tan ilustrativo que podríamos tildarlo de manual do it yourself con el que, partiendo de los loops originales, cualquiera podrá recrear su propia versión. ¿No?

La propiedad intelectual y derechos de las obras/imagenes mostradas en este artículo de oldskull.net, corresponden íntegramente al autor citado en esta misma entrada.