El verano de 2013 es conocido en Baltimore como el «Verano de la pistola» (Summer of the Gun), dada la alta tasa de criminalidad que alcanzó su pico máximo historico en esa época del año. Cientos de asesinatos y suicidios hicieron de la ciudad un lugar inseguro y creció la tensión entre los habitantes de la ciudad. 

El fotógrafo J.M. Giordano cansado de hacer moda y publicidad decidió pasarse al fotoperiodismo, su motivación cambió y en la actualidad es uno de los grandes nombres de la fotografía documental.

Giordano paso tres meses en la ciudad durante aquel verano documentando la alta criminalidad. Conoció a una mujer cuyo sobrino fue asesinado cerca de casa. Cuando estaba hablando con ella, la mujer de repente se derrumbó y se echó a llorar, a Giordano no le tembló la mano y saco fotografías de ese momento. Gracias a esa foto consiguió reconocimiento mundial y logró varios premios fotoperiodisticos.

Mejor veamos el reportaje completo, avanzamos que es un reportaje que toca directo al corazón.

SummerOfTheGun-fotografia-oldskull-20

SummerOfTheGun-fotografia-oldskull-02

SummerOfTheGun-fotografia-oldskull-03

SummerOfTheGun-fotografia-oldskull-04

SummerOfTheGun-fotografia-oldskull-05

SummerOfTheGun-fotografia-oldskull-06

SummerOfTheGun-fotografia-oldskull-07

SummerOfTheGun-fotografia-oldskull-08

SummerOfTheGun-fotografia-oldskull-09

SummerOfTheGun-fotografia-oldskull-10

SummerOfTheGun-fotografia-oldskull-11

SummerOfTheGun-fotografia-oldskull-12

SummerOfTheGun-fotografia-oldskull-13

SummerOfTheGun-fotografia-oldskull-14

SummerOfTheGun-fotografia-oldskull-15

SummerOfTheGun-fotografia-oldskull-16

SummerOfTheGun-fotografia-oldskull-17

SummerOfTheGun-fotografia-oldskull-18

SummerOfTheGun-fotografia-oldskull-19

SummerOfTheGun-fotografia-oldskull-21

SummerOfTheGun-fotografia-oldskull-22

SummerOfTheGun-fotografia-oldskull-23

SummerOfTheGun-fotografia-oldskull-01

@jandro_martinez

La propiedad intelectual y derechos de las obras/imagenes mostradas en este artículo de oldskull.net, corresponden íntegramente al autor citado en esta misma entrada.

Tags: