El pintor californiano Kehinde Wiley elige a sus modelos por la calles de Estados Unidos, Nigeria o Brasil, les pide que elijan una pintura o escultura de su colección de libros sobre arte clásico europeo e imiten la postura y la actitud de esa obra. Posteriormente los retrata en cuadros que evocan a las aristocráticas pinturas del viejo continente. «Andy Warhol dijo que todos tendríamos nuestros 15 minutos de fama. Que le den a los 15 minutos.

Te voy a poner en una pintura y te haré vivir para siempre», declaró Wiley en una entrevista. Los retratados, afroamericanos con prendas de la cultura hip-hop (sudaderas, gorras de visera, zapatillas) y los anacrónicos fondos ornamentados consiguen un impacto visual brutal.

Kehinde-Wiley1

Kehinde-Wiley2

Kehinde-Wiley3

Kehinde-Wiley4

Kehinde-Wiley5

Kehinde-Wiley6

Kehinde-Wiley7

Kehinde-Wiley8

Kehinde-Wiley9

Kehinde-Wiley10

Kehinde-Wiley11

La propiedad intelectual y derechos de las obras/imagenes mostradas en este artículo de oldskull.net, corresponden íntegramente al autor citado en esta misma entrada.

Tags: