Call Parade es un proyecto de arte público en São Paulo, patrocinado por la empresa de telecomunicaciones brasileña Vivo, que a través de 100 artistas y 100 cabinas telefónicas, ha propuesto que cada uno plasme en ellas cualquier cosa imaginable. La exposición ha tenido mucho éxito incluso el fotógrafo brasileño Mariane Borgomani se dedicó a fotografiar numerosas de estas cabinas.

La propiedad intelectual y derechos de las obras/imagenes mostradas en este artículo de oldskull.net, corresponden íntegramente al autor citado en esta misma entrada.

Tags: