Diego Levy nos comenta que esta tratando de recoger fondos para lanzar en DVD el documental Novias Madrinas 15 Años, ganador del Premio del Público a la Mejor Película Argentina en el Festival de Cine Independiente de Buenos Aires (BAFICI) 2011.

Los hermanos Levy toman una premisa sencilla pero muchas veces olvidada: retratar un mundo que conocen bien (una sedería propiedad del padre de ambos, el “Negro” Levy, ubicada en el barrio porteño de Once), y tratar de hacerlo atractivo para gente que lo conoce menos o que directamente lo desconoce. El mundo que enfocan es el de un grupo de hombres que no son soldados ni ingenieros, no son un equipo de fútbol cinco ni un conjunto de cómicos, sino que son vendedores. Vendedores de telas, para más datos; de telas de calidad para vestidos de fiesta, telas que jamás vestirán ellos mismos y que sin embargo venden como leones a legiones de novias, madrinas y cumpleañeras que peregrinan por la calle Azcuénaga en busca de un poco de glamour. La cantidad de paradojas de la descripción está vastamente multiplicada, y eso es lo que le da encanto a la película, centrada en un único espacio. Eso y sus protagonistas, los vendedores de sedería, una especie en extinción cuya tarea es más arriesgada que la de los soldados, más precisa que la de los ingenieros, más desgastante que la de los futbolistas y, sin dudas y a pesar de todo, más divertida que la de los humoristas.

La propiedad intelectual y derechos de las obras/imagenes mostradas en este artículo de oldskull.net, corresponden íntegramente al autor citado en esta misma entrada.

Tags: