Las sombras y claroscuros definen la pintura de Radu Belcin. Sus personajes anónimos con rostros deformados, inacabados, atrapados en atmósferas inquietantes vagan por el espacio sin comunicarse.

Un surrealismo ‘opresivo’ que taladra el subconsciente y nos sumerge en un mundo de pesadillas. Ojo, hoy no nos hacemos responsables de tus sueños nocturnos.

Radu-Belcin1

Radu-Belcin2

Radu-Belcin3

Radu-Belcin4

Radu-Belcin5

Radu-Belcin6

Radu-Belcin7

Radu-Belcin8

Radu-Belcin9

Radu-Belcin10

Radu-Belcin11

Radu-Belcin12

Radu-Belcin13

La propiedad intelectual y derechos de las obras/imagenes mostradas en este artículo de oldskull.net, corresponden íntegramente al autor citado en esta misma entrada.

Tags: