Wladimir Marnich es una consultoría de diseño y comunicación con sede en Barcelona. Su filosofía es la simplicidad y la claridad y sus clientes van desde pequeños restaurantes, editores independientes y festivales de música a las grandes corporaciones, bancos y museos. Sus trabajos hablan por sí mismos.