OLDSKULL.NET / Inspiración gráfica diaria

Compartido

Guarda tus artículos favoritos
Guarda tus artículos favoritos y visualízalos cuando quieras

Cuál es el mejor monitor que puedes elegir si eres fotógrafo?

Este post viene debido a la charla que tuve antes de ayer con Oldskull mientras haciamos pruebas con mi impresora…. y como debemos trabajar, si en rgb, srgb o cmyk….. en el proximo articulo intentaremos salir de dudas :D

Para todos aquellos que os dediquéis a la fotografía de manera profesional, sabréis que no es válido cualquier monitor para llevar a cabo el retoque y edición fotográficos.

Un monitor barato típico de hipermercado puede ser perfectamente válido para jugar y ver películas en casa, pero la reproducción de color no es fidedigna a la realidad. Éstos tienden a sobre-saturar los colores para que a primera vista parezca que sean de mayor calidad, pero que a la hora de la verdad, sólo muestran un pequeño espectro de color.

Para que un monitor sea válido para un uso profesional, tenemos que tener en cuenta que sea capaz de mostrar el espectro de color AdobeRGB, pues los monitores económicos no tienen una profundidad de color más allá de 8 bits.

A partir de ahí, tenemos varias tecnologías de visionado, pero nosotros hablaremos de las dos más populares, y que utilizan la inmensa mayoría de monitores: la TN y la IPS.

Los paneles TN (Twisted Nematic) son aquellos que montan los monitores de gama básica y son los más extendidos por su reducido precio. La reproducción del color de éstos es muy pobre, llegando en el mejor de los casos a 8 bits de color. Esta deficiencia la apreciaremos, sobre todo en una imagen que muestre degradados, donde la falta de gama cromática, dejará en evidencia al monitor. Otro de sus puntos más flacos es que su ángulo de visión es bastante reducido, sobre todo en la visión vertical.

  • La tecnología IPS (In-Plane Switching) tiene todos los inconvenientes de los paneles TN resueltos. La representación del color es mucho más rica y los ángulos de visión de los paneles actuales son casi de 180º tanto horizontal como verticalmente.

Además de los tipos de paneles de los monitores planos, tenemos también varias tecnologías de retroiluminación, que es la encargada de dar vida a esos colores que muestra el panel.

La clásica de toda la vida es la tecnología CCFL (Cold Cathode Fluorescent Light), que consistía en una lámpara de luz fluorescente de cátodo frío, las cuales tienen un consumo alto y son bastante gruesas para generar monitores delgados, tardan un tiempo en calentarse para funcionar al 100% y pierden eficacia de retroiluminación con el paso del tiempo. Además, el contraste y representación de colores oscuros no llega a ser el mejor de los posibles, ya que los negros son casi grises si ponemos el brillo de la pantalla alto.

La tecnología que se está extendiendo actualmente, sobre todo en las televisiones y en los ordenadores portátiles (más poco a poco en los monitores profesionales) es la retroiluminación LED (Light Emiting Diode), la cual tiene bastantes ventajas sobre el CCFL. Para empezar, éstas lámparas son mucho más delgadas, por lo que podemos tener monitores mucho más delgados que los retroiluminados por CCFL. Además, tienen un consumo bajísimo, lo que es de agradecer si pasamos muchas horas delante del ordenador. Su encendido es instantáneo y rinden al máximo instantáneamente, además de que la vida útil de un LED es casi infinita y no pierde sus propiedades con el paso del tiempo. Por último, debemos de saber que estas pantallas ofrecen mejor representación del color y contraste, además de que los negros son más negros.

  • Por último, una tecnología que está despegando en el ámbito de pantallas pequeñas (y en la que Samsung está apostando muy fuerte) es la tecnología OLED (Organic Light Emiting Diode). Este tipo de pantallas supera a sus dos competidoras en la concepción inicial, y es que no se trata de lámparas que iluminan un panel entero, sino que cada píxel tiene “vida propia” y se ilumina autónomamente. Con esto conseguimos que los negros sean totalmente negros (puesto que están apagados) y que la fidelidad y contraste de colores sea mucho más real. Además, ahora que no necesitamos de ningún tipo de lámparas para retroiluminar el panel, podemos obtener pantallas extrafinas.

Ahora que tenemos claro qué tenemos que tener presente a la hora de comprar un monitor para un uso profesional.

No olvides seguirnos en , Pinterest y para descubrir nuevos contenidos

TE PUEDE INTERESAR

RANDOM
INSPIRATION

Recibe novedades de la web con nuestra newsletter

En nuestros perfiles de las redes sociales y newsletter siempre dejamos nuevos contenidos y regalos :)

No vamos a mandarte spam, somos gente responsable.